Este martes llegó al puerto de La Habana una réplica de la estatua ecuestre de José Martí que está situada desde 1950 en la Avenida de las Américas, en el Central Park de Nueva York, y será ubicada en un parque del centro histórico de la capital cubana, reporta EFE.


La escultura, esculpida por la artista estadounidense Anna Hyatt Huntington, es la única conocida que refleja a Martí en el momento de su muerte en el combate de Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, según señala el historiador de La Habana, Eusebio Leal.

Se trata de una obra en bronce de 5,6 metros y tres toneladas de peso que fue un regalo del pueblo de Cuba al de Estados Unidos, como símbolo de amistad entre ambas naciones, decidido por el Gobierno de la República nacida a principios del pasado siglo en Cuba.

Actualmente, un equipo de la empresa estatal cubana Restaura asesorado por el Museo del Bronx de Nueva York —impulsor de la elaboración de la réplica— trabaja en los elementos del monumento, que contará con un pedestal de 5,03 metros de altura revestido de granito negro, que recordará al original, según explicó la directora adjunta de la Oficina del Historiador, Perla Rosales.

La réplica de la estatua y un controvertido intercambio con el Museo Nacional de Bellas Artes provocaron dimisiones en el Museo del Bronx en 2016.


Ejecutivos de la entidad mostraron especial preocupación por el plan para gastar 2,5 millones de dólares en la réplica y acusaron de «falta de transparencia» a la directora ejecutiva de la galería, Holly Block.

(Con información de Diario de Cuba)