13469bc7-6619-4881-87bb-9fa2898d985d_w987_r1_s

Un mural en el barrio Wynwood, de Miami dicía: «Fidel, púdrete en el infierno».


Un artista se contactó con la tienda Give Good Works y pidió permiso para pintar un mural y así conmemorar la muerte de Fidel. Cerca de 100 personas firmaron la pared, no hubo quejas, aseguró, la copropietaria del establecimiento, Regina Macdonald.

«Nosotros tratamos de no sintetizarlo demasiado. Pensé: ‘¿realmente queremos decir eso?’ (…) Y la gente se volvió loca; hubo filas a lo largo de la calle», relató la copropietaria.

Otros murales decían: «El tirano está muerto», «Espero que se asfixie. Trump tú sigues».
El mural fue retirado el miércoles y sustituido por un dibujo de una mujer con un caudal de cabello rosa psicodélico sosteniendo una taza de café que decía «Cuba Libre».

«Wynwood es un foro para el arte. La gente viene aquí a expresarse (…). Cuando está ocurriendo algo, nosotros lo ponemos en el muro», concluyó Regina Macdonald.


La muerte de Fidel Castro ocurrió pocos días antes de que casi 100.000 compradores de arte, propietarios de galerías y celebridades llegaran al sur de la Florida para asistir al festival anual Art Basel Miami Beach.