Amayra Ramos, quien dijera que Osniel Perez de la Osa, el hombre buscado por el asesinato de una adolescente cubana en Miami, se encontraba en un municipio de Güira de Melena, asegura que no quiere recompensa y que Osniel es inocente del crimen.


En exclusiva, Amayra, quién llegó recientemente de la isla, informó que vio a Pérez de la Osa acompañado de su madre e indicó que lo considera como a un hijo y que a él lo vincularon con este crimen aprovechando que viajaba a Cuba exactamente dos días después del asesinato reportado el pasado 7 de julio en el estacionamiento del restaurante Aero Squadron 94.

«Yo no estoy buscando ninguna recompensa porque yo conozco a Osniel desde hace muchos años y es un niño muy bueno y yo pongo las manos al fuego de que él no fue quien cometió ese crimen», aseguró Amayra.

«A él le están echando la culpa de ese crimen porque saben que él no tiene quien lo defienda, no está su mamá, no está su abuela, solamente tiene a su papá pa’ que lo defienda. Pero si Osniel me esta oyendo, que sepa que aquí hay alguien que lo quiere a él, como si fuera hijo mío yo lo voy a defender y mi boca no se va a callar porque yo estoy segura que él es inocente», añadió.

Pérez de la Osa, de 25 años y quien ahora aparentemente está en el barrio de La Cachimba en Güira, fue catalogado como el principal sospechoso de este homicidio, después que arrestaran a Mario Conley y Loidel Gómez Ruco.


Los dos arrestados informaron a las autoridades que el prófugo, durante una discusión con otros sujetos, disparó contra un grupo de personas y luego se fue del país.

La joven 16 años, al escuchar los disparos buscaba refugio pero fue herida en el estómago y no sobrevivió.

Algunos abogados de Inmigración afirmaron que aunque un homicida huya a la isla, es muy posible que el gobierno estadounidense llegue a un acuerdo con las autoridades cubanas para extraditarlo o juzgarlo en los tribunales de allá, como ocurrió en el caso de Marcos Yáñez Gutiérrez, quien cumple una condena de 20 años en la cárcel del Combinado del Este por el asesinato del médico Ronald Schwartz en West Palm Beach.

En este momento, Pérez de la Osa hace parte del listado de los cubanos que son buscados por la Interpol.