Una mujer murió después de contraer bacterias carnívoras semanas después de comer ostras crudas que compró en un mercado.


Jeannette LeBlanc y su esposa, Vicki Bergquist, estaban pescando cangrejos a lo largo de la costa de Luisiana en septiembre cuando compraron un saco de ostras.

KLFY informa horas después de haber descascarillado y haber comido aproximadamente dos docenas de ostras, LeBlanc comenzó a tener problemas respiratorios y una erupción en las piernas.

LeBlanc y Bergquist creían que era solo una reacción alérgica ordinaria hasta que las cosas empeoraron.

LeBlanc se enteró de que había contraído vibrio, una bacteria que se alimenta de carne y que se produce al comer mariscos crudos o poco cocidos.


Después de 21 días, LeBlanc perdió su batalla contra la infección y murió.

Vibrio también se puede contraer al exponer las heridas abiertas al agua salobre.