Las autoridades de Florida han publicado imágenes escalofriantes de una mujer desaparecida nadando y vadeando en un río que se conoce está infestado de caimanes.


Paola Miranda-Rosa, de 31 años, quien según las autoridades es esquizofrénica, fue reportada como desaparecida por su familia hace tres semanas después de que la vieron por última vez en el apartamento de un familiar en Orlando.

La Oficina del Sheriff del Condado de Osceola reveló esta semana que unas personas que estaban en el Parque Estatal Wekiva Springs el 18 de diciembre vieron a la mujer y le entregaron video de ella sumergida en el río.

Los familiares identificaron a la mujer en el video como Miranda-Rosa, dijo la oficina del alguacil.

Las autoridades han estado utilizando sistemas de cámaras submarinas de alta tecnología para rastrear aproximadamente 4.5 millas del río cerca de donde se vio a Miranda-Rosa por última vez.

También han estado recorriendo los bosques a ambos lados del río en busca de algún rastro de ella.


Se sabe que el río Wekiva donde se vio nadar a Miranda-Rosa está lleno de caimanes, según el sitio web del parque, pero los funcionarios de vida silvestre dijeron anteriormente que los ataques son raros.

El vehículo abandonado de Miranda-Rosa fue localizado por las autoridades en el parque dos días después de que se reportó su desaparición, pero este es el único avistamiento reportado de la mujer que además sufre de trastorno bipolar.

Miranda-Rosa fue vista por última vez con pantalones cortos de mezclilla azul y una camisa verde o blanca. Se la describe como de 4 pies y 10 pulgadas de alto y 145 libras. Ella tiene el pelo rojo y ojos marrones.