Una mujer murió el jueves tras ser sometida a una cirugía cosmética en una clínica del sur de la Florida, dijo la policía del Condado Miami-Dade.

Lattia Baumeister, de 30 años y residente de Rock Island, Illinois, sufrió una emergencia médica durante una cirugía cosmética en el centro Seduction by Jardon’s Medical Center en Doral, apuntó la policía.

El tipo de cirugía no se identificó. Baumeister fue llevada de urgencia al Kendall Regional Medical Center, donde falleció.

En marzo, Ranika Hall, de 25 años y vecina de Kansas City, Missouri, también murió tras una operación de Levantamiento Brasileño de Glúteos que se realizó en Eres Plastic Surgery en Hialeah, el mismo centro cosmético con nombre nuevo donde Heather Meadows, una mujer de 29 años de West Virginia y madre de dos hijos, había muerto en mayo de 2016.

La muerte de Baumeister no hace más que acentuar una preocupante tendencia que está ocurriendo en el sur de la Florida: pacientes fuera del estado, en su mayoría mujeres, quedan seducidas por clínicas cuyos sitios web prometen cirugías cosméticas a bajos precios.


Son reclutadas a través de las redes sociales por médicos y clínicas que se encargan del financiamiento de la cirugía a tasas de interés muy altas.

En este último incidente, hasta el momento las autoridades no han identificado al médico. En el portal del centro aparecen siete médicos que trabajan en la clínica.

Los resultados son frecuentemente atroces. Muchas pacientes tienen que ser hospitalizadas durante semanas con graves infecciones, órganos perforados y otras complicaciones médicas.

A menudo, las pacientes son sometidas a liposucción y procedimientos de traslado de grasa, como el Levantamiento Brasileño de Glúteos.

(Con información de el Nuevo Herald)