Una mujer de Fort Lauderdale golpeó a su madre de 85 años hasta la muerte después de enterarse de que no recibiría una herencia de ella, dijo la policía.


Gabriela Perero, de 53 años, enfrenta cargos de asesinato premeditado y agresión agravada contra una persona de 65 años o más.

Según un informe policial, Perero le dijo a los paramédicos que llegaron a su casa el 12 de julio que se había «enfurecido y había atacado a su madre».

«Supongo que iré a la cárcel», dijo Perero a la policía, según el informe. «Golpeé a mi mamá».

La policía dijo que Perero explicó que había tenido una pelea con su madre después de enterarse de que sus hermanos recibirían una herencia y ella no.


Según el informe, Perero empujó a su madre al piso, la agarró por los brazos y «le arrancó la piel».

«Has destruido mi vida, así que voy a destruirte», dijo Perero a la policía, recordando lo que le dijo a su madre durante el ataque, según el informe.

La policía dijo que Perero luego lavó la sangre de su madre, la metió en la cama y llamó al 911. Luisa Perero murió al día siguiente.

Gabriela Perero fue arrestada el viernes. Ella permanece en la cárcel sin fianza.