Una mujer del condado de Pinellas en Florida está siendo acusada de asesinato en primer grado luego que las autoridades locales investigaran las causas de la muerte de su bebé de tan solo 5 meses.


Burgandie Márquez, de 30 años, fue arrestada el sábado luego que la investigación estableciera que fue ella la responsable de que su hijo terminase ingresado en estado crítico.

Las autoridades dicen que Márquez dio declaraciones contradictorias sobre lo dura que había sido con su hijo.

Márquez dijo que intencionalmente jaló al bebé del suelo dos veces, causando que su cabeza se volviera hacia atrás mientras estaba hablando por teléfono con el padre del niño el jueves. Ella dijo que también corrió escaleras arriba y abajo con el bebé sin sostener su cabeza.

Al día siguiente el bebé comenzó a tener convulsiones, pero Márquez trato de consolarlo, sin llamar a los paramédicos. Después se fue a reunirse con el padre del niño que se encontraba en el condado de Pasco.


La condición del niño empeoró en una gasolinera provocando que tuviese que ser transportado en en helicóptero a un hospital cercano.

El personal del hospital dijo a los detectives que el niño había sufrido una hemorragia cerebral severa causada por el trauma en la cabeza.

Después de ser colocado originalmente en soporte vital, el bebé fue retirado el lunes y poco después murió.

Al día siguiente la policía acusó a Márquez de asesinato en primer grado y la trasladó a una prisión en Pinellas en donde aún permanece detenida.

Fuente: WFTS Tampa Bay