Una mujer que arrojó un cubo de excremento sobre la dueña de la propiedad donde se alquila aseguró a las autoridades que su intención era lanzarle agua.


El incidente tuvo lugar el pasado sábado en horas de la tarde cuando los oficiales de la Oficina del Sheriff del condado de Volusia respondieron a una llamada de emergencia en una casa móvil en Osteen.

Al llegar los oficiales encontraron a Joanne Mercader con heces en la cara, y a otra mujer, la supuesta víctima, cubierta en excremento líquido.

La conversación de Mercader con los oficiales quedó grabada en la cámara del uniforme y el video fue compartido por medios locales.

Mercader cambió su historia varias veces inicialmente diciéndole a la policía que la dueña de la propiedad había llegado a agredirla lanzándole el cubo de excremento a ella.


El oficial le hace notar que la que está cubierta de heces es la otra persona, y que ella solo tiene heces en la cara, a lo cual la mujer responde que fue porque se defendió a tiempo pudiendo bloquear el cubo, lo que causó que el contenido se derramara sobre la víctima, según los registros.

«Todo lo que sé, en mucho tiempo haciendo este trabajo nunca había visto algo así, ¿de acuerdo? No estoy cuestionando lo que me estás diciendo, pero … ella está goteando con eso», respondió el oficial.

Los oficiales le dijeron entonces a Mercader que necesitaba decir la verdad, que es cuando dijo que tenía la intención de agarrar un cubo de agua, pero accidentalmente agarró un cubo de heces humanas y se lo arrojó al propietario.

La víctima estaba molesta, por lo que persiguió a Mercader hasta el baño y los dos lucharon, haciendo que Mercader terminó con excremento en la cara, según muestran los registros.

Los oficiales dijeron que la víctima estaba en el tráiler para evaluar algunos daños y que Mercader sabía que ella vendría. Cuando abrió la puerta, le vertió el cubo encima.

El video muestra a los agentes en la escena llamando a su supervisor para obtener orientación sobre la situación y determinar a quien arrestar.

«Hay caca en todas partes», dijo el oficial.

«¿Qué tipo de caca?», Preguntó un sargento.

«Caca humana», respondió.

Mercader fue arrestada acusado de agresión contra una persona de 65 años o más.

Los registros no indican por qué había un cubo de heces humanas dentro del tráiler.