Por segunda vez en 14 meses, una mujer de Florida fue arrestada por agresión doméstica luego de que se le negara un acto sexual.

Rebecca Lynn Phelps, de 31 años, de Hudson supuestamente golpeó a su novio después de que ella agarró sus genitales mientras dormía la noche de Acción de Gracias y exigió que los dos tuvieran relaciones sexuales.

Cuando el hombre dijo que no, Phelps arañó a la víctima en el ojo, causando inflamación y amoratándolo, informó The Smoking Gun.

Phelps negó haber tocado al hombre, con quien comparte una casa y un niño, pero fue arrestada por un cargo menor por agresión doméstica.

Sin embargo, este no es el primer roce de Phelps con la ley para el mismo problema, ya que también fue arrestada en septiembre de 2017 después de golpear a un hombre que «no quería tener relaciones sexuales con ella».

En el incidente anterior, Phelps golpeó al hombre en la cara y le arañó el brazo, causando que sangrara.

No se sabe si los hombres involucrados en los arrestos son los mismos.