Una mujer de Florida Central en trabajo de parto y camino al hospital hizo que su esposo la llevara primero a un centro de votacion porque quería asegurarse de que su voto fuese contado.


Todo comenzó alrededor de las 2:30 p.m. el martes, cuando Karen Briceño procesaba las boletas electorales y un hombre entró y le entregó dos licencias.

“De repente tengo un votante frente a mí y me entrega dos licencias de conducir. Había estado esperando en la fila y le dije: «Necesito tu licencia de conducir para que puedas votar». Él dice ‘no, no lo entiendes, yo ya voté’ ”, dijo.

El hombre le dijo a Briceño que su esposa no había votado y estaba esperando en el auto su boleta.

El hombre explicó entonces que su mujer estaba en el auto en trabajo de parto, que ambos se dirigían al hospital a tener el bebé pero ella no quería ir sin antes detenerse a votar.


Con boleta en mano, Briceño salió del edificio, que se ubicaba cerca del Hospital Winnie Palmer hacia donde se dirigía la pareja para que la mujer pudiera dar a luz.

“Estaba tranquila, el marido estaba un poco más nervioso. Queremos facilitar a cada votante que es elegible para votar, el derecho a votar, sin importar sus circunstancias, sin importar la situación. Entiendo la importancia de esta elección para algunas personas. Le di una calcomanía de «Yo voté» y ella se dirigía al hospital. Estaba muy feliz de poder votar ”, dijo.

“Espero que el bebé esté a salvo y ella esté a salvo y quiero asegurarle que su boleta fue puesta en las urnas y que su voto será contado”, agregó.

El personal de la oficina de elecciones planea regalarle al bebé un pullover con las palabras «Primer voto» y calcomanías que digan «Futuro votante».