Angustiada tras descubrir un dispositivo de GPS en su vehículo, una mujer residente en la ciudad de Cape Coral decidió denunciar a quien cree es el responsable: su expareja a quien recientemente habría demandado.

La víctima llegó a las instalaciones policiales el martes para hacer la denuncia.


El departamento de policía de Cape Coral aseguró que la víctima encontró un dispositivo de rastreo GPS escondido debajo del asiento. Se desconoce por cuánto tiempo había estado allí, pero ahora los oficiales han abierto una investigación.

Las autoridades dicen que “si está lidiando con alguien así, si está en una relación y está tratando de salir de ella, y es muy complicado o muestra signos de acecho, tome precauciones adicionales para asegurarse que no le hagan algo como esto”.

“Absolutamente, usted debe reportar si encuentra algo así, sus movimientos no deberían ser rastreados por nadie, mucho menos por un ex, pues podría escalar a algo peor”, dijo un oficial a Telemundo51.

La identidad de la víctima no fue revelada y las autoridades ahora investigan el caso.


En un taller local un mecánico aseguró al citado medio que con frecuencia los clientes llevan sus autos para que les revisen y busquen estos dispositivos.

“Encontramos algunos, incluso los descubrimos cuando estamos revisando el motor y vemos debajo del automóvil y tienen un localizador GPS”, dijo el mecánico.

Según las autoridades, usted puede ser acosado no solo a través de un dispositivo GPS, sino también por medio de su propio teléfono celular.