Un helicóptero de la policía cayó cerca de la zona de las protestas en Virginia provocó la muerte de dos policías estatales, que se suman a la de una mujer de 32 años, que falleció tras ser arrollada por un automóvil que embistió a varios manifestantes.

El helicóptero se dirigía a la zona de los enfrentamientos entre nacionalistas blancos y contramanifestantes cuando se estrelló en la localidad de Charlottesville.

El piloto del helicóptero, teniente H. Jay Cullen, de 48 años, y Berke M.M. Bates, de 40 años, murieron en el sitio en que se estrelló la aeronave, en el condado de Albemarle.

Donald Trump, envió un mensaje de solidaridad a las familias de las víctimas del helicóptero.


«Nuestras profundas condolencias a las familias y compañeros de los oficiales de la policía del estado de VA (Virginia) que murieron hoy», dijo el mandatario en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El helicóptero patrullaba la zona de las protestas en Virginia donde se ha declarado el estado de emergencia.