Foto de Cubanet

Una cubana murió de un derrame cerebral mientras estaba al cuidado de las autoridades mexicanas en el albergue Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario en Ciudad Juárez.


La cubana, identificada como Magaly Medina Calvo de 57 años, habría avisado sobre sus malestares a los oficiales en el albergue pero nadie la tomó en serio, informó el sitio digital de noticias Cubanet.

Los más de 700 migrantes, entre ellos cubanos, que se encuentran en el primer albergue federal de México para los solicitantes de asilo político retornados o MPP, afirmaron sentirse “indignados” ante la muerte de la mujer.

Según personas que la conocían la cubana ya había pasado a Estados Unidos para solicitar su caso de asilo. De Estados Unidos fue enviada de regreso a México a esperar su próxima cita en febrero del 2020.

Magaly tenía dos hijos en Estados Unidos con quien pensaba reunirse después de 10 años de separación.


Testigos denunciaron al citado medio que los oficiales no atendían las continuas quejas de la migrante y que hasta se burlaban de sus dolencias.

En la mañana del 5 de diciembre Magaly sufría fuertes dolores de cabeza, y según testigos ya no podía ni hablar. Pasaron horas pidiendo ayuda para la mujer sin que los escucharan, cuando finalmente los oficiales llamaron a una ambulancia al ver la gravedad de la situación.

Magaly murió en la madrugada del 6 de diciembre pudiendo quizás haber salvado su vida de haber sido atendida más rápido.

Los compañeros de Magaly aseguran que no la mató la enfermedad, sino el trato inhumano y desentendido de las autoridades del albergue: “La mataron”, afirmó uno de ellos.