La gorila Josephine, de casi 50 años, murió hoy en el ZOO de Miami tras no reaccionar a los tratamientos para varios problemas de salud, informaron autoridades de la institución a la prensa local.

Nacida en 1967, Josephine era más conocida por ser la abuela del gorila Harambe, abatido en 2016 por un guardia del zoológico de Cincinnati para proteger a un niño que accidentalmente cayó al foso de los gorilas, hecho que provocó una enconada controversia.

Josephine vivió en el Zoo de Miami desde 1983, se conoció que se le aplicó eutanasia.

Fredrika, de 42 años y única gorila que queda en este zoológico, será transferida a otra institución.