Este sábado 12 de febrero falleció en la ciudad de Nueva York a la edad de 106 años, la pintora Carmen herrera, confirmándolo su representante legal Antonio Bechara al periódico The New York Time.


Durante mucho tiempo la artista permanecía en una silla de ruedas a consecuencia de la artritis que padecía, aun así continuaba creando sus pinturas, que la hicieron famosa a los 86 años, siendo considerada pionera de la abstracción geométrica y del modernismo latinoamericano.

Carmen Herrera nación en La Habana en el año 1915, siendo Paris el primer país en el que residió a su salida de la Isla, en el que perfecciono su minimalismo y su abstracción geométrica, ya en los años 50 se mudó para Nueva York, lugar donde residió hasta sus últimos días.

A partir de sus 86 años, Herrera fue reconocida dentro de la sociedad artística neoyorquina de la cual formaba parte, considerada recientemente una de las artistas más relevantes dentro del movimiento abstracto y del minimalismo.

Su relevancia dentro del arte, hizo que sus obras alcanzaran cifras millonarias en sus ventas, en el año 2019, en una subasta celebrada en Nueva York, su cuadro “Blanco y Verde” llego a alcanzar la millonaria cifra de 3, 9 millones de dólares, superando  las expectativas de 2,8 millones de dólares que pensaron alcanzaría dicho oleo que fue creado entre los años 1966 y 1967.

Sus obras han llegado a ser exhibidas en el ayuntamiento de Nueva York en el 2019. Su obra “Estructuras Monumentales”, está expuesta en el centro de Manhattan, ciudad considerada el epicentro mundial del arte, para el disfrute de los neoyorquinos, sus habitantes y turistas.


Museos como el de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York, Tate Moderm de Londres y el Museo Hirshhorn de Washington, han adquirido obras de la artista Herrera.

 De acuerdo a información de la agencia EFE.