Un niño de 8 años de Guatemala falleció bajo la custodia del Gobierno de los EE. UU. el día de Navidad, según las autoridades de inmigración de los EE. UU., lo que marca la segunda muerte de un niño inmigrante detenido este mes.


La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) dijo en un comunicado de prensa que el niño murió poco después de la medianoche del martes (hora local).

El niño mostró “signos de enfermedad” el lunes y fue llevado con su padre a un hospital en Alamogordo, Nuevo México, dijo la agencia.

Allí le diagnosticaron resfriado y fiebre, le dieron recetas de amoxicilina e ibuprofeno y le dieron de alta esa tarde.

El niño fue devuelto al hospital por la noche con náuseas y vómitos y murió allí solo unas horas más tarde, dijo CBP.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La agencia dijo que la causa de la muerte del niño no ha sido determinada y que ha notificado al inspector general del Departamento de Seguridad Nacional y al gobierno de Guatemala.

CBP prometió “una revisión independiente y exhaustiva de las circunstancias”.

La agencia fronteriza aún no ha dicho cuándo el padre y el hijo entraron a los Estados Unidos o cuánto tiempo estuvieron detenidos, y solo en su declaración que el niño había sido “detenido previamente”.