Muere un niño de dos años de edad en Matanzas  a consecuencia de la corriente recibida tras tocar un bajante a tierra de un transformador.


Según el periódico local Girón, informa que el niño en la tarde del jueves fue trasladado por los vecinos al policlínico para ser atendido:

“Alrededor de las 5:00p.m. de la tarde de este 21 de abril, un menor de dos años y cinco meses, procedente del batey La Prueba, en el Consejo Popular Pedro Betancourt, arribó al policlínico Dr. Cesáreo Sánchez tras haber sido trasladado con urgencia por vecinos de la zona luego de haber hecho contacto con un bajante a tierra de un transformador situado en dicho batey”

La directora del policlínico, Dra. Yenisleydis González Prendes, refiere que el pequeño niño en el examen de auscultación no presentaba signos de latidos y los labios presentaban signo de cianosis, se procedió de inmediato a la reanimación, por espacio de una hora con la ayuda de especialistas del Hospital Pediátrico Provincial y el Programa de Atención Materno Infantil.

El niño no logró sobrevivir,  la defunción se determinó a las 6pm, medicina legal asumió el caso. Las investigaciones continúan en el lugar del incidente para esclarecer las causas.

Internautas se pronunciaron en redes sociales pidiendo que se definan las responsabilidades de tal negligencia.


“Hay muchos postes de corriente con bajantes y los niños no tienen noción del peligro. La empresa eléctrica no le pone aunque sea un tubo plástico o algo que no conduzca la corriente. Son accidente que se pueden prevenir”, dijo Robiert Pérez.

“Se debe tomar medidas severas con los responsables de dicha negligencia, dígase empresas eléctricas y demás responsables. Es común ver en cualquier lugar en Cuba, hasta en parques infantiles, los registros de electricidad con los cables expuestos, ejemplo parque Watkings en Matanzas, lugar que visitan cientos de niños. Es un deber ciudadano exigir las medidas básicas de protección para sus ciudadanos”, expresó Vic Fernández.