cuba-embargo-relaciones


El régimen castrista no le gusta nada la idea que Estados Unidos promueva y ayude a pensar a los cubanos de la isla pues estos se les irían de las manos.

El gobierno cubano no ve bien que jóvenes de entre 16 y 18 años hayan pasado 10 días informándose sobre los servicios comunitarios, seguidos de dos semanas en casas de familias de Virginia, Texas, Illinois, Michigan, Washington, Oregon y Missouri. Estos trabajaron como voluntarios en comedores comunitarios y en centros de reciclaje, y leyeron libros a niños, según la organización no gubernamental World Learning que programó las actividades.

Esto todo un revuelo la isla por esto y todos los que apoyan el régimen hablan del tema; el periódico Granma dijo: «Condenan estudiantes universitarios nuevas maniobras yanquis» aludiendo a que los universitarios de la isla rechazan el intercambio. Algo que como todos sabemos es completamente opuesto.

Josefina Vidal, la directora general de asuntos estadounidenses, publicó en Twitter: «Hemos vuelto en insistir en la necesidad de que se elimine el financiamiento a programas dirigidos a provocar cambios internos en Cuba, que será un paso imprescindible para poder normalizar las relaciones bilaterales»


Gustavo Machín, subdirector de asuntos estadounidenses de Cuba, dijo estas palabras: «Una vez que los países restablecen sus relaciones diplomáticas existen los canales oficiales para la tramitación de cualquier tipo de intercambio. Nosotros rechazamos que la embajada de los Estados Unidos promueva programas sin el consentimiento y sin consultar por los canales oficiales».