Tropas de Estados Unidos enviadas por el presidente Trump a la frontera para impedir a la caravana de centroamericanos que se dirige a pedir asilo han comenzado a levantar cercas e instalar cámaras en la zona entre Hidalgo, Texas, y Reynosa.


El presidente ordenó el envío de 15.000 tropas del ejército para reforzar la seguridad en la frontera ante la llegada de la caravana aunque no está claro que funciones tendrán los militares, varios oficiales de protección de fronteras han asegurado que el ejército no puede arrestar a los inmigrantes.

A pesar de que el tema de la Caravana es tema frecuente en los discursos del presidente, no se sabe cuándo llegaran a la frontera los miembros de la caravana.