Son cada día más los cubanos que se abren paso en la ciudad fronteriza de Juárez en México mientras esperan su turno para solicitar o proceder con su caso de asilo ante las autoridades estadounidenses.


Otro joven emprendedor que ha salido adelante es Carlos, quien con un puesto de comida del típico lechon asado cubano ha sabido ganarse la clientela juarense.

¡Pásele, Pásele, Pásele y pruebe el lechón estilo cubano, en sabrosas tortas! grita Carlos a todo pulmón para atraer clientes.

Un breve video fue publicado por el diario local El Heraldo de Juárez.

Aunque inició el puesto vendiendo el pan con lechón cubano, Carlos ha modificado un poco su oferta para complacer el paladar mexicano.


De esta forma además de pan con lechón, también vende tortas con lechón y burritos de carnitas deshebradas, como le llaman los locales.

Cada día son más los cubanos que triunfan en la ciudad fronteriza, y algunos hasta han decidido quedarse en México ante arriesgar ser deportados en el caso de que sus casos de asilo no sean aprobados.

Otros cubanos han abierto restaurantes, y ya hay hasta dos puesto de las ricas frituras de maíz que se disfrutaban en la isla.