90


La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, denunció este jueves a Donald Trump, tras calificar los recientes crudos comentarios del aspirante republicano como «perturbadores» y «degradantes», así como por debajo «de los estándares básicos de la decencia humana», informó CNN.

Al hablar durante un mitin de la campaña de Hillary Clinton en Manchester, Nueva Hampshire, la esposa de Barack Obama criticó a Trump por un video que surgió la semana pasada en el cual él se escucha hablando sobre ser agresivo sexualmente con mujeres.

«No puedo creer que este diciendo que un candidato a presidente de Estados Unidos ha presumido sobre violar mujeres», dijo Obama.

El discurso fue un atípico ataque directo de la primera dama, quien dejó al lado su «discurso normal de campaña» porque hubiera sido «deshonesto y poco sincero el solo ir a la siguiente cosa como si esto hubiera sido un mal sueño».

La primera dama nunca se refirió a Trump por su nombre, refiriéndose a él como un «candidato». Ella comenzó su discurso refiriéndose a lo que calificó una «brutal semana en una ya brutal elección».


Michelle Obama lamentó el «lenguaje lleno de odio e hiriente sobre las mujeres» durante la campaña, y dijo que es «doloroso» especialmente para quienes esperan que los líderes tengan «estándares básicos de decencia humana».

Su voz se quebró mientras recordó una reunión con mujeres jóvenes en la Casa Blanca este jueves.

«Les dije que ellas necesitan ser tratadas con dignidad y respeto», dijo Obama. «Quiero que entiendan que cualquier sociedad se mide por cómo son tratadas las mujeres y niñas».

Obama dijo que los comentarios hechos por Trump en el video, que fue grabado en 2005, la dejaron «estremecida».

«Esta no fue solo una conversación vulgar», dijo. «Esta no fue una broma de vestidores. Fue un poderoso individuo hablando libre y abiertamente sobre un comportamiento sexual depredador, y de hecho presumiendo sobre besar y manosear a mujeres, usando un lenguaje tan obsceno que muchas de nosotras nos preocupamos sobre nuestros hijos al escucharlo cuando encendimos la televisión», comentó acerca del contenido del vídeo.

«Eso no es algo que podamos ignorar», dijo Obama. «No es algo que simplemente podamos solo esconderlo debajo de la alfombra como solo otra nota en una triste campaña electoral», añadió.