El consultor político, Michael Reagan, hijo del expresidente estadounidense Ronald Reagan, dijo este domingo en una columna de opinión en NJ.com que «mientras Raúl Castro y los otros matones del Partido Comunista permanezcan en el poder en Cuba, prometo que nunca iré allí».


«Medio siglo de comunismo castrista convirtió a Cuba en un gulag al aire libre que los liberales estadounidenses adoran incondicionalmente con las manidas excusas de que todos en el país reciben educación y atención médica gratuita», apuntó Reagan.

Mientras tanto, agrega, a «la mayoría de los liberales no les importa que los cubanos también sean pobres y no tengan libertad de expresión, ni voto libre, ni prensa libre ni acceso a Internet, ni libertad para iniciar un negocio, ni libertad para viajar».

En opinión de Reagan Jr., tras los esfuerzos de liberalización de la Administración Obama y la invasión de turistas estadounidenses, las cosas no han mejorado para el cubano promedio.

“Su país todavía está dirigido por una dictadura socialista, comunista, y siguen siendo ciudadanos de tercera clase», manifestó el hijo del fallecido presidente republicano.


«Todavía no pueden ir a los hoteles finos o las tiendas para turistas. No pueden ir a las playas turísticas. Y por seguro que no puede permitirse un coche nuevo o incluso una moto con sus escasos $ 25 al mes, que es el ingreso promedio nacional», subrayó.

En una dura crítica a la apertura de Estados Unidos con el gobierno comunista de la isla, Michael Reagan señaló que «hasta el día de hoy, el opresivo gobierno cubano sigue tratando a 11 millones de seres humanos como animales en un zoológico socialista».

(Con información de Martí Noticias)