Michael Cohen, el ex abogado y personal del presidente Donald Trump, se declaró culpable el martes de interferir ilegalmente en las elecciones de 2016 bajo la dirección del presidente.

Cohen dice que trabajó «bajo la dirección de un candidato a la Casa Blanca», Trump, con el propósito de influir en las elecciones. También se declaró culpable de cinco cargos de evasión de impuestos, dos cargos relacionados con una contribución de campaña ilegal y un cargo de hacer una declaración falsa.

El anuncio de culpabilidad se produjo poco después de que varios medios informaran que Cohen había llegado a un acuerdo con los fiscales del Distrito Sur de Nueva York.

El acuerdo está específicamente relacionado con los pagos que Cohen hizo a las mujeres en nombre de Trump, informó The New York Times. El abogado está en el centro de un enredo legal de años entre el presidente y la actriz de cine adulto Stormy Daniels, quien dice que tuvo una aventura con Trump en 2006. El abogado de Daniels Michael Avenatti afirmó el mes pasado que el equipo de Trump pagó a tres mujeres adicionales ante de las elecciónes.


Los fiscales también se han centrado en posibles infracciones bancarias y de fraude fiscal relacionadas con el negocio de medallones de taxis de la familia Cohen, The Times informó durante el fin de semana citando a personas familiarizadas con el asunto. Se dijo que los investigadores estaban evaluando $ 20 millones en préstamos que el abogado obtuvo de dos bancos del área de Nueva York para determinar si tergiversó el valor de sus activos. También analizaron si Cohen no informó los ingresos del negocio de taxis al IRS.