Según reporta EFE, las primeras lluvias y vientos relacionados con el paso del huracán categoría cuatro Irma comenzaron a sentirse desde este sábado en la mañana en Miami.


Ante la situación que se aproxima, las autoridades ya han tomado las medidas necesarias y han preparado a la población para recibir esta catástrofe natural que a finales de este sábado podría girar hacia el noroeste.


Aunque se espera que Miami quede fuera del cono del huracán, los especialistas aseguraron que la zona podría experimentar una situación de peligro pues aunque los vientos del sistema se debilitaron hasta los 215 kilómetros en su paso por Cuba, se prevé que recupera fuerzas en el Estrecho de la Florida.