En Miami no sólo los alquileres son astronómicamente altos por todo el lugar, sino que también es casi imposible comprar una casa en esta ciudad. Un estudio dado a conocer ayer por el sitio web de bienes raíces WalletHub nombró a Miami y Miami Beach entre las diez peores ciudades en los Estados Unidos para comprar su primera casa. De las 300 ciudades estudiadas, Miami aterrizó en el número 294, y Miami Beach se hundió como una piedra en el número 299, superada solamente por Newark, Nueva Jersey.


WalletHub halló que ambas ciudades son los mercados más caros en Estados Unidos para los compradores de vivienda primerizos. Miami Beach fue nombrado el mercado más caro, seguido de la ciudad de Miami una ranura atrás.

WalletHub midió cada ciudad en función de tres parámetros: la asequibilidad, la salud del mercado inmobiliario, y la calidad de vida. La «calidad de vida» tomó puntos de referencia tales como «acceso en transporte público» y «calidad de la escuela» en cuenta, por lo que no es sorprendente que las dos ciudades de Miami-Dade estén situadas en el fondo de la clasificación, ya que, honestamente, los autobuses de la ciudad no son de gran frecuencia.

Para el cálculo de «asequibilidad», el sitio también estudió el coste medio de los seguros de propiedad en cada ciudad. Esto, sin duda, dañó a Miami dada su propensión a las inundaciones, lo cual es una mala señal para el futuro, ya que el aumento del nivel del mar amenaza con tragar la mayor parte del condado en los próximos cien años aproximadamente.

Es muy alarmante que los residentes de la ciudad de Miami están siendo empujados cada vez más por los altos precios de casas, aunque cabe reconocer que Miami Beach en realidad nunca ha sido el tipo de lugar para empezar una familia y un hogar.