miami_ventdusud_shutterstock-0-0


Es sabido que Miami es un paraíso de sol, playa, fiesta y compras. Pero la capital más latina de Estados Unidos no sólo atrae a turistas, sino también a latinos profesionales y pudientes que buscan proteger sus inversiones y una vida tranquila, reportó BBC Mundo.

Muchos llegan a Miami con permisos de trabajo, con mayor formación que los latinos que llegan a pie por la frontera, con altas expectativas y deseos de avanzar, muchos de ellos llegan a Miami y compran casas con piscina, jardín y acceso a buenas escuelas.

En Miami, una metrópolis de 2,5 millones de habitantes, casi el 70% de la población es hispana. El español se habla en casi todas las partes y la mayoría lo asume sin verlo como un problema.

Juan Pablo Restrepo es de Colombia. Vive con su mujer y su hijo cerca a la playa. Trabaja de curador musical en Mood Media, una compañía que suministra música que se escucha en los comercios en todo el país.


«Miami es muy atractivo para los latinoamericanos. Pueden estar en Estados Unidos, con todas su ventajas, pero al mismo tiempo mantener su raíces culturales», dice Restrepo a BBC Mundo.

«También es un puente entre ambas culturas, la anglo y la hispana. Si vas a otros lugares en el país, sientes mucho más las tensiones raciales y culturales».

Restrepo es parte de la diáspora latina que ha convertido Miami en la ciudad de Estados Unidos con el mayor porcentaje de residentes nacidos fuera del país, cerca de un 51% de la población, según Guillermo Grenier, profesor de Sociología de Florida International University.

«Los cubanos comenzaron a llegar (después de la Revolución) en 1959 y después de eso fueron llegando latinos desde diferentes países», dice Grenier.

En los últimos años han seguido a los cubanos cerca de 100.000 latinoamericanos de ingresos medios desde Colombia, Argentina, Venezuela y Brasil, entre otros.

«Si eres un empresario de América Latina puedes venir a Miami, porque tienes una audiencia, un mercado. Puedes hacer cinco llamadas en español y establecer la infraestructura para tu negocio», añade, y subraya que cerca del 25% de los negocios en el estado de Florida son de propiedad de inmigrantes latinoamericanos.