Si siente que está gastando demasiado de su sueldo en su alquiler mensual, no se equivoca.


Por segundo año consecutivo, el sur de la Florida ha sido nombrado el peor área metropolitana de los Estados Unidos para los inquilinos. Un nuevo estudio de Apartment List muestra que el 62.7 por ciento de los hogares con inquilinos en Miami-Dade, Broward y Palm Beach en 2017 tuvieron un costo elevado, lo que significa que pagaron más del 30 por ciento de sus ingresos en concepto de alquiler.

Eso es solo una pequeña mejora desde 2016, cuando el 62.8 por ciento de los hogares del sur de la Florida estaban agobiados por los costos.

Según el estudio, que utiliza datos del censo de Estados Unidos, el 33.8 por ciento de los hogares de inquilinos en el área metropolitana de Miami están severamente cargados de gastos, o gastan más de la mitad de sus ingresos en el alquiler.

Chris Salviati, un economista de vivienda de Apartment List, dijo que el porcentaje general de hogares con inquilinos con cargas de costos en el área metropolitana de Miami ha bajado desde su punto máximo en 2011, cuando alcanzó el 65 por ciento.


Pero esa disminución es el resultado de un aumento en el número de nuevos edificios de alquiler de apartamentos a precios de mercado que han aumentado en los últimos cinco años, y se han agregado constantemente.

Según el estudio, San Francisco es la ciudad más cara en los Estados Unidos para inquilinos, con una renta promedio de $ 3,110 para un apartamento de dos habitaciones. Nueva York quedó en segundo lugar, con una renta mediana de dos dormitorios de $ 2,510.

Mejores barrios de Miami

El sur de Florida en comparación es más barata, con una renta mediana de dos dormitorios de $ 1,360, según Apartment List.

A pesar de que Miami no es la ciudad más cara, tampoco es barata y aunque Miami tiene una economía fuerte, gran parte de ella está impulsada por el turismo, y esa industria no tiene los ingresos más altos lo que lo hace cada vez más duro para las personas que buscan renta.

El estudio muestra que, a nivel nacional, los ingresos de los inquilinos están cerrando la brecha con el crecimiento de la renta. La renta nacional promedio aumentó un 8,5 por ciento desde 2007, mientras que el ingreso medio de arrendatarios creció un 6,5 por ciento en el mismo período.

Pero en el sur de la Florida, los alquileres han crecido un ocho por ciento desde 2007, mientras que los ingresos medios solo han subido un 3,6 por ciento.