Las escuelas públicas de los condados de Miami-Dade y Broward volverán a abrirse el lunes en la mañana, según anunció el superintendente Alberto Carvalho en una conferencia de prensa.


«Puede que haya retrasos, molestias y un poco de incomodidad, pero pedimos su paciencia mientras volvemos a la escuela», aclaró el funcionario mientras se refería que algunas áreas aún se encuentran con escombros y árboles caídos, lo que podría dificultar en cierto grado las maniobras de los choferes de los autobuses.

Los oficiales de policía y los guardias de cruce trabajarán alrededor de las zonas de escuela para mantener a los estudiantes seguros.

Por su parte, el Superintendente de Escuelas del Condado de Monroe, Mark Porter, planea reabrir algunas escuelas el 25 de septiembre tras recibir quejas por parte de los residentes de la zona que aún no habían podido reingresar al lugar.

Esta temporada de huracanes ha sido un desafío para los maestros y estudiantes en los distritos de escuelas públicas de los condados de Miami-Dade, Broward y Monroe. El huracán Irma llegó a tierra en el condado de Monroe hace una semana, pero la tormenta de categoría 4 fue tan masiva que dejó algunos daños en el sur de la Florida.


Si bien todas las escuelas del condado de Broward tenían poder, Richmond Heights Middle School en Miami-Dade no, por lo que los estudiantes iban a ser trasladados a Coral Reef Senior High School.

Runcie reconoció que algunas familias aún enfrentan desafíos, por lo que las escuelas proporcionarán desayuno y almuerzo gratis a todos los estudiantes durante las próximas semanas. El cuidado de niños antes y después de la escuela también se reabrirá el lunes.