Aunque millones de personas en Miami Dade dependen del transporte público, las autoridades del condado parecen no estar conscientes del asunto, por lo que realizarán recortes masivos durante el próximo año fiscal, reporta Miami New Times.


Para ahorrar 24 millones de dólares, la actual propuesta de tránsito del condado cortaría el 8% de los 248 millones de Metrobus y el 6% del presupuesto de 75 millones de Metrorail. Las rutas de autobuses serían eliminadas, las horas de operación se reducirían y los tiempos de espera para los trenes aumentarían.

Mientras esto ocurre, los comisionados se preparan para revisar la propuesta en la primera de dos audiencias el 7 de septiembre, y algunos residentes indignados se están organizando para luchar contra los recortes.

«Incluso si no usas tránsito, hay buenas razones para que apoyes el sistema de transporte público», dice Marta Viciedo, fundadora de Transit Alliance Miami, un grupo que reúne a los opositores a los recortes.

«Reduce la congestión y mejora la movilidad de la comunidad, no sólo del individuo. Es una inversión en la calidad de vida colectiva «, asegura.


Viciedo piensa que pocos habitantes de Miami, incluidos los usuarios regulares de tránsito público, conocen los recortes que se avecinan. Ella teme que una vez que el plan entre en vigor el 1 de octubre, muchos viajeros, especialmente los trabajadores de bajos ingresos, serán «perseguidos» cuando sea más difícil llegar a sus empleos todos los días.