La ciudad de Miami Beach se prepara para los días de celebración de Memorial Weekend cuando la popular zona de South Beach se llena de jóvenes en las calles.

Las autoridades han instalado puntos de control de alcoholemia y más presencia policial mientras los establecimientos se prearán para afrontar la avalancha de personas consumiendo en Ocean Drive.

Se esperan demoras para los residentes que quieran ir a Miami Beach durante el fin de semana.