A partir de este viernes, la ciudad de Miami Beach lanzará un programa piloto en Ocean Drive en un intento de «crear una experiencia peatonal más agradable», según indica un comunicado de prensa citado por Miami Curbed.

De la calle 5 a la 11 y desde las 8 p.m. hasta las 5 a.m., Ocean Drive se convertirá en una carretera con sentido único en dirección al sur los viernes, sábados y domingos. Este fin de semana el plan seguirá vigente hasta el martes debido al fin de semana festivo.

«Este piloto tiene como objetivo agregar un adicional de cinco pies de pasarela extendida para que los peatones disfruten. También pretende proporcionar una experiencia más segura a lo largo de esta parte», dijo el especialista Amy Mehu.

El estacionamiento en Ocean Drive también se reducirá en el lado oriental a lo largo de ese corredor de seis calles, y los visitantes podrán parquear en varios garajes cercanos en Collins Avenue.

El programa parece una alternativa potencial a la política propuesta por el alcalde Philip Levine sobre el alcohol y el ruido, que ha enfurecido a los dueños de negocios locales.


Hace varias semanas un grupo de empresas en la zona presentó una demanda contra la ciudad en un esfuerzo por detener un próximo referéndum que preguntará a los votantes si quieren cortar las ventas de alcohol tres horas antes que la actual política que es a las 5 a.m.