Agentes de policía encubiertos encontraron evidencias de prostitución y trata de personas en los salones de masaje Jee Jee, Lu Lu, Shanghai y Jade, salones de masaje que se encuentran en Miami Beach.


Las autoridades cerraron cinco negocios en la Calle 5 y Normandy Drive según un reporte de Local10.

Algunos de los empleados, que eran todas mujeres asiáticas, estaban viviendo en la propiedad comercial en muy pequeñas viviendas, dijeron las autoridades.

El jefe de la policía de Miami Beach, Daniel Oates, dijo que la investigación duro ocho meses después de que llegaran varias quejas de residentes de la zona.

El administrador municipal Jimmy L. Morales ha revocado el horno licencias, diciendo que los salones de masaje presentan «una amenaza real a la calidad de vida y la seguridad» de la comunidad.