A pesar del Decreto Ley 35, llamado en redes sociales por los cubanos «Ley Mordaza», que en su esencia limita la libertad de expresión, estrategia que el régimen ha implementado para acallar las denuncias de los cubanos en el ciberespacio contra las injusticias de una dictadura; Lina May Mae, internauta cubana ha querido mostrar su posición en contra del régimen. En redes sociales.


Lina ha utilizado sus redes sociales para mostrarle al mundo cómo luce un refrigerador con la consigna del régimen de “Patria o Muerte”:

«Mi refrigerador de patria o muerte. Lo acabo de limpiar, ya me comí los bisteces de mesa redonda, las chuletas de consignas, el yogurt de bloqueo, las frutas de medallas de honor, las réplicas del machete de Antonio Maceo, la medalla de la dignidad», expresó la cubana.

Foto Refrigerador. Foto: Lina May Mae

También refirió que no solo su refrigerador, sino el de la mayoría de los cubanos que lo que más abunda son los “pepinos de agua” (así le llaman a las botellas de refresco vacías, donde guardan el agua para tomar):

«Este es mi refrigerador y el de la mayoría de los cubanos, así un océano de agua y batallas de ideas. PATRIA Y VIDAAAAA».

Los comentarios no se hicieron esperar muchos con consignas de #patria y vida #SOSCuba:


«Fuertes imágenes, abajo los comunistas que mantienen en extrema pobreza, hambre, falta de medicamentos etc , viva Cuba libre, #patriayvida #SOSCuba», dijo un internauta en redes sociales.

Otro internauta manifestó que tantos años de sacrificio no valieron la pena, comparando a los refrigeradores de los cubanos con los cocos porque solo guardaban agua:

«Ya tenerá… cómo decían algunos ancianitos en mi barrio… muchos se dieron cuenta al final de sus días lo poco que valió tantos años de sacrificios… parte el alma ver que década tras década es lo mismo… refrigerados que parecen cocos, no por lo blanco, sino porque muchos solo tienen agua… y eso el q’ pueda contar con uno, porque todavía hay barrios sin corriente, literalmente, por mencionar un ejemplo… fuerza Cuba… el hecho de hablar y mostrar las realidades, con o sin miedo, ya es un avance».