Un negocio de piñatas en Ciudad Juárez, México, comenzó a vender piñatas de la hija menor del cantante José José luego de la polémica familiar creada tras su muerte.


«La piñata feliz», aprovechó el revuelo que provocó el conflicto familiar en televisión y redes sociales para lanzar a la venta su nueva creación con la figura de Sarita vestida como luciera durante su primera entrevista después de la muerte de su padre.

La hija del cantante, fruto de la relación entre José José y la cubana Sara Salazar, se convirtió durante días en el blanco de muchas críticas por parte de los mexicanos cuando en un inicio ocultó a sus hermanos mexicanos José Joel y Marysol, el paradero del cuerpo de su padre, según dijeron los hermanos.

 «Nosotros hemos venido trabajando anteriormente basándonos en las tendencias de las redes sociales y pues ahora que está pasando lo de José José y debido a todas las situaciones, decidimos hacer la piñata de Sarita», explicó la dueña del negocio.

Sin embargo, dijo que «la piñata no es una manera de burlarse o atacar a las personas», sino que es una forma de representar algo que es «parte de la cultura del mexicano». 


Sin querer entrar en la polémica, la creadora de la piñata de Sarita dio su punto de vista del problema entre los herederos del «Príncipe de la Canción» asegurando que los conflictos familiares se resuelven internamente.