Un nuevo horario con horas reducidas del Metrorail comenzó este lunes por la noche, y las estaciones de tren de uno de los sistemas de tránsito más grandes del país, que por lo general estaban abiertas hasta la medianoche, empezarán a cerrar entre 30 minutos y una hora más temprano.

El cambio representa la medida más reciente que han tomado los funcionarios del Condado Miami-Dade para enfrentar los muchos problemas financieros que tienen, en tanto se contempla la posibilidad de llevar a cabo una expansión multimillonaria en el sistema de tránsito en el condado.

Miami vive momentos de grandes dificultades en el tránsito, y los líderes del condado han prometido un alivio mientras deben afrontar las consecuencias de un sistema de tránsito sin fondos que cada vez tiene menos viajeros, además de equipos envejecidos e impuestos de transporte afectados por una disminución del turismo.

“Creo que los dos próximos años serán cruciales”, dijo Charles Scurr, director de una junta de supervisión del impuesto a la venta del condado que se supone cambie el transporte público en Miami-Dade pero que hasta ahora no ha logrado hacerlo. “Pensamos, y esperamos, que se estabilice el flujo de viajeros”


Miami-Dade trata de reducir costos cortando horas del horario diario del Metrorail, una medida que se lleva a cabo cuando también se ha discutido eliminar algunas paradas de autobús. Los recortes coinciden con los esfuerzos que se hacen para reservar dinero para el llamado Plan SMART, un proyecto que dio a conocer el año pasado el alcalde condal Carlos Giménez y cuyos costos de construcción se estiman podrían rondar entre $3,000 millones y $6,000 millones, aparte de cientos de millones más para ponerlo en marcha.

El impuesto a la venta de 50% del condado para el transporte contribuye en la actualidad con unos $129 millones anuales, incluyendo gastos del Metrorail que Miami-Dade estará recortando a partir de esta semana.

Sin embargo, Giménez se comprometió a reducir las cifras de forma drástica, con solamente $44 millones de respaldo para el 2021 con el fin de liberar el impuesto de transporte para grandes proyectos de construcción, entre ellos el Plan SMART.

Funcionarios de Transporte dijeron que los pasajeros son tan pocos durante las horas afectadas que la mayoría no tendrán ningún inconveniente. Aunque los recortes se han descrito generalmente en acercar la hora del cierre aproximadamente una hora, horarios más detallados sugieren que podría haber ciertos cambios.

Mientras que el último tren en dirección norte casi siempre llega a la estación de Dadeland South a medianoche, el nuevo horario cambió la salida para las 11:26 p.m.

A pesar de que el condado ha recaudado unos $270 millones en más de 15 años, la mayor parte de los proyectos de importancia durante la campaña del 2002 continúan lejos de alcanzarse.

El condado prometió 44 millones de millas de servicio de autobús. En su lugar, un sistema de 27 millones de millas (que se calcula por la distancia que los autobuses recorren anualmente) aumentó a unos 29 millones de millas, según la junta condal que supervisa los impuestos.

El Metrorail planea extenderse en todas direcciones, pero el sistema solamente ha crecido tres millas para conectarse con el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA). Aunque se supone que el Metrorail se convierta en un sistema que funcione 24 horas después de la aprobación de los impuestos, el horario que comienza el lunes 22 de mayo, cambiará el plan.

(Con información de el Nuevo Herald)