Tormenta Andrea. Foto: Centro Nacional de Huracanes

Las autoridades meteorológicas estadounidenses han dicho que para este año la temporada de huracanes en el Atlántico debería ser casi normal.


La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) predijo para esta temporada entre 9 y 15 tormentas con nombre.

A su vez estima que habrán entre cuatro y ocho tormentas que llegarán a huracán, y que dos a cuatro de esos huracanes tendrán vientos mayores de 111 millas por hora, categorías 3, 4 o 5.

El administrador de NOAA, Neil Jacobs, dice que un fenómeno actual de El Niño, un calentamiento periódico del Pacífico central que cambia el clima en todo el mundo, suprime la actividad de huracanes en el Atlántico. Otras fuerzas, incluyendo el agua de mar más caliente de lo normal, contrarrestan eso.

El año pasado hubo 15 tormentas con nombre, ocho huracanes y dos mayores, Florence y Michael. El Atlántico tiene un promedio de 12 tormentas con nombre al año, seis se convierten en huracanes y tres tormentas principales.


La probabilidad de que haya una temporada normal es del 40%.

La temporada ciclónica está comprendida de junio 1 a noviembre 30.