Meryl Streep es popular por sus papeles memorables y sus discursos que no dejan a nadie indiferente. Ya sea cuando gana premios por sus actuaciones o en su papel de activismo político como en la Convención Demócrata en 2016.

Este domingo, al aceptar el premio honorífico Cecil B. DeMille en los Globo de Oro 2017, Streep sacudió Hollywood, criticó a los políticos —en particular a Donald Trump— y dio varias lecciones sobre el respeto a las diferencias.

«Todos aquí pertenecemos a los segmentos más vilipendiados de Estados Unidos en este momento, piénsenlo: Hollywood, los extranjeros y la prensa», dijo al iniciar.

Esos son, justamente, tres de los grupos a los que el presidente electo ha criticado durante su breve carrera política y ascenso al poder. Sin mencionarlo, la actriz criticó a Trump por su comportamiento en la campaña y llamó a la prensa a hacerlo rendir cuentas por sus acciones.

«Necesitamos que la prensa con principios le pida cuentas al poder», dijo.


«Cuando los poderosos usan su posición para matonear a otros, todos perdemos», señaló.

Streep además dijo que se sintió sorprendida el año pasado por una «actuación», que fue una clara referencia —aunque sin decir nombres— a la burla de Donald Trump al periodista con discapacidad Serge Kovaleski, del New York Times.

«No fue una buena actuación, pero cumplió su trabajo. Fue el momento en que la persona que va a tener el puesto más respetado del país imitó a un reportero con discapacidad. Alguien a quien superaba en términos de privilegios, poder y capacidad para responder», dijo.

Con información de CNN en Español.