Mercedes-Benz invertirá mil millones de dólares para mejorar sus capacidades de producción en Alabama y lanzar su programa de vehículos eléctricos en Estados Unidos.

Mercedes, que es propiedad de Daimler, dijo que la inversión creará 600 nuevos empleos en las comunidades cercanas a su planta en Tuscaloosa.

El fabricante de automóviles planea fabricar nuevos modelos SUV eléctricos en la fábrica existente y construir una planta de baterías cercana.

La inversión pondrá a la empresa alemana en competencia directa con Tesla en su propio terreno.


«Con los establecimientos de producción de vehículos eléctricos y baterías en Europa, China y, ahora, los EE.UU., nuestra red global está lista para la era de los vehículos eléctricos», dijo Markus Schäfer, jefe de planificación de producción de automóviles.

Pasar a autos eléctricos sigue una reacción global contra los coches diesel que es motivada por preocupaciones sobre el cambio climático y la contaminación causada por los motores sucios.

Países como India, Francia, Gran Bretaña, Noruega y China se han comprometido a abandonar gas y diesel a favor de vehículos más limpios.

Mercedes dice que está respondiendo a la creciente demanda de autos híbridos y eléctricos. Se dio a conocer el concepto de coche eléctrico, el Mercedes-EQ, en el Salón del automóvil de París el año pasado.

Dice que para el 2022 ofrecerá a los clientes al menos una alternativa electrificada en todos los segmentos de vehículos.

(Con información de Local 10 News)