0007484637

Desde el pasado miércoles 9 de noviembre, muchas han sido las anécdotas en Estados Unidos que reflejan intimidaciones, insultos, amenazas y pintadas con mensajes racistas, homófobos y misóginos.


La organización Southern Poverty Law Center, que lucha desde 1971 contra la intolerancia en EE.UU., ha recopilado los sucesos recogidos en la prensa local, en las redes sociales y en una plataforma de su página web, en la que los ciudadanos pueden reportar incidentes de odio.

Por esa vía, ya son más de 400 los incidentes de odio contra inmigrantes, negros, homosexuales, musulmanes, hispanos y mujeres, en solo una semana.

En muchos de ellos ha habido «referencias directas a la campaña de Trump o a sus mensajes, pero en algunos casos modificados de manera que favorece el odio como «Blancos solo. Nación Trump», «Poder blanco» o «Hagamos Estados Unidos blanco de nuevo», que parafrasea el lema de campaña del magnate: «Hagamos Estados Unidos grande de nuevo».

Uno de los datos más alarmantes es que la mayoría de los sucesos ocurrieron en escuelas de educación primaria y secundaria, donde las organizaciones de derechos civiles ya habían detectado en el último año un reflejo de la retórica de odio de la campaña electoral.