El medio de prensa oficial Radio Angulo ha expuesta su preocupación ante el alarmante aumento de suicidios entre los adolescentes en la provincia de Holguín, en el oriente del país. Así lo confirmó la psiquiatra Alionuska Machín Fernández, “Un considerable número de los intentos suicidas que ocurren al año tienen como grupo de gran incidencia a los adolescentes».


«Las causas más frecuentes son el maltrato de los padres o cuando se les exige notas excelentes cuando es un niño promedio y no las puede alcanzar. También suceden por convivir en familias disfuncionales o por conductas aprendidas de un familiar cercano. Aunque generalmente los adolescentes realizan el intento por conflictos de pareja”, dijo la licenciada.

Socialmente se llevan a cabo varios procesos para prevenir el intento de suicidio en los jóvenes a temprana edad. “En la provincia contamos con jefes de equipos de salud mental en todas las áreas de salud. Disponemos de los recursos humanos necesarios como psicólogos y psiquiatras infanto-juveniles, quienes además de trabajar en centros educativos interactúan con la familia, por ser esta la célula fundamental de la sociedad», explicó Machín Fernández.

Además dijo que cuentan con un servicio de psiquiatría en el pediátrico Octavio de la Concepción y de la Pedraja, en el cual tienen 14 camas, y pueden prestar servicios por el día para organizar consultas donde atenderles particularmente. A los jóvenes que intentan el suicidio, se les ingresa y al darles de alta, se les pone un tratamiento ambulatorio.

«Cada semana se reúne un grupo multidisciplinario de diferentes sectores como educación, especialistas del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología y de otros sectores de la salud y discutimos los nuevos casos de la semana. Allí se derivan acciones, por ejemplo si el joven está en una secundaria se le notifica a educación para que la psicopedagoga visite su centro, conveníamos qué acciones realizaremos con cada intento suicida y en el próximo encuentro chequeamos el cumplimiento de las mismas», explicó.


En la opinión de la especialista para poder obtener mejores resultados faltaría poder integrar en este trabajo a los Comité de Defensa de la Revolución, (CDR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La comunicación en el núcleo familiar es de vital importancia para detectar cambios notables en los adolescentes, como también es ideal poder hacer un trabajo preventivo desde la atención primaria de la salud que proveen los médicos de familia, ya que aquí se podrían señalar a los jóvenes que muestren una conducta de riesgo para sí mismos.

«A las claras un intento suicida es una demanda de ayuda. Este problema de salud debe interesar a toda la sociedad para actuar en consecuencia y oportunamente», concluyó la doctora.