La orden ejecutiva que prohíbe la entrada a refugiados e inmigrantes de siete países musulmanes, recién decretada por Trump, despierta gran temor entre los residentes legales en EE.UU.

“Desde un principio los mexicanos hemos sido el blanco de Trump, nos ha llamado criminales, narcotraficantes, tengo miedo de que inicie un ataque no solo en contra de los inmigrantes indocumentados, sino también de todos los residentes legales”, expresó Samuel González, mexicano y residente legal en EEUU.

“Sin duda estamos viviendo tiempos inciertos, lo mejor que pude hacer la gente es mantenerse informados”, manifestó Maurice H. Goldman, de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

“En caso de ser detenidos en los puertos de entrada, la principal recomendación es no firmar ningún documento sin la ayuda de un abogado, especialmente la forma 1-407 por la cual voluntariamente un inmigrante renuncia a su residencia en el país”, explicó Goldman.