gente-campo-corre

Más de un millar de estadounidenses están dispuestos a saltarse cualquier barrera, incluso los baches de las calles cubanas. Se trata de la primera carrera espartana en la isla, auspiciada por la empresa MultiRace con sede en Miami, según informa el Nuevo Herald.


Será un evento sin precedentes que “apuesta por la diplomacia deportiva para fomentar el contacto entre ambos pueblos”.

“Esta carrera inaugural Reebok Spartan en Cuba ofrecerá a los corredores de todo el mundo una oportunidad única para probar sus límites en uno de los lugares más emblemáticos del mundo”, explica la compañía en un comunicado.

La respuesta de los atletas no se ha hecho esperar. Los 1,000 cupos se agotaron inmediatamente. La inscripción cuesta $499 por persona. Según los organizadores, ya tienen incluso una lista de espera con casi dos centenares más, en caso de que a última hora alguno de los atletas no pudiera participar.

La Spartan Race, o como también se le conoce “la spartan”, es una carrera de obstáculos fundada por Joe De Sena en las montañas de Vermont.


Medio centenar de cubanos residentes en Cuba participarán de manera gratuita, entre ellos atletas de alto rendimiento que serán elegidos por Cubadeportes, la empresa estatal que cuenta “con los derechos exclusivos para comercializar los productos y servicios relacionados con el Sistema Deportivo en Cuba”.

Detrás de este evento está un empresario que conoce muy bien los negocios con la isla. Se trata de Joe DaGrosa, dueño de la aerolínea Eastern de vuelos chárter que cubre la ruta La Habana-Miami.

“Estamos muy contentos con la perspectiva de ampliar el deporte y llevarlo a la Isla, y promover una gran carrera en un lugar que pocos estadounidenses han experimentado”, dijo Da Grosa a el Nuevo Herald.

Sobre los beneficios que obtendrá el gobierno cubano por la realización del evento, DaGrosa explica que la cita deportiva sirve como una oportunidad única para promover a la isla.

El empresario añade que si bien los participantes no son turistas en el sentido tradicional de la palabra, “ayudan a difundir la belleza del país y la calidez de su gente, que por supuesto, en última instancia, lleva a un mayor interés por parte de otras personas a que visiten el país”.