Desde 2011, más de tres mil pacientes ecuatorianos con diabetes han recibido tratamiento por úlceras en los pies con el medicamento cubano Heberprot-P, evitando así la amputación.


A partir de datos de la Organización Mundial de la Salud y de la Federación Internacional de Diabetes, cada año en Ecuador se practican alrededor de 6 000 amputaciones, una «cifra que podría disminuir considerablemente con una estrategia masiva, integral y extensiva en la atención de salud», explicó a Granma, Andes Ernesto López, vicedirector del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

“El promedio de tiempo de cura de un paciente (con pie diabético) en Ecuador es de 41 días”, comentó López, quien trabaja en ese país junto a Jorge Berlanga, profesor titular del equipo científico creador del Heberprot-P.

En el caso cubano, antes de la aplicación del medicamento se realizaban alrededor de 3600 amputaciones de miembros inferiores cada año, cifra que disminuyó alrededor de 8 veces (entre 400 y 450 intervenciones quirúrgicas por amputación) desde que se incorporó el Heberprot-P al cuadro básico de medicamentos.

Según el reporte publicado en Granma, esta medicina evita en un 71 % de los casos, la amputación por úlceras en los pies de pacientes diabéticos.