La ex dirigente chavista Maripili Hernández fue insultada por un grupo de venezolanos que se congregaron a la salida de un restaurante de Madrid donde la ex Ministra de Juventud y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela había acudido a comer.


Hernández abandonó el local escoltada por los funcionarios policiales mientras un grupo de venezolanos se dirigía a ella gritándole al unísono “asesina”

La semana pasada Hernández también fue confrontada por dos venezolanos residentes en España a la entrada de un restaurante de Barcelona diciéndole.