El periodista peruano Jaime Bayly invitó al intelectual Mario Vargas Llosa a su programa, en su intervención, el escritor habló de distintos aspectos de la situación cubana incluyendo aquéllos sucesos más profundos que contribuyeron a que abandonara el socialismo con el cual escritores, intelectuales y artistas de los años 60 y 70 se identificaban.

Sobre ésta cuestión, expresó: Mi primer desencanto ocurre a mediados de los sesenta cuando se crearon las UMAP en Cuba, en realidad eran campos de concentración donde metieron a los disidentes, que llamaron gusanos.

El intelectual afirmó que en esas apartadas locaciones, también eran hacinados los homosexuales.

Esto hace que se produzca una reunión de aproximadamente 12 horas con Fidel Castro. Conversar con el dictador era casi imposible, señala el escritor, porque solo hablaba Fidel, salvo breves pausas en las cuales podía hacer una pregunta o plantear algo.


En otro momento Vargas Llosa asevera, “Las desigualdades en Cuba son gigantescas y si no, por qué cientos de miles de cubanos se van de la Isla”.