El congresista por el partido republicano de origen cubano, Mario Díaz-Balart, puso en aprietos al Secretario de Estado John Kerry durante una audiencia en el Congreso donde cuestiono cuales eran los avances en derechos humanos que la administración de Obama veía en Cuba.


“Bajo ninguna medición objetiva, el régimen de Castro ha mejorado su récord en derechos humanos, más bien ha empeorado”, dijo Díaz-Balart, quien pidió evidencias a Kerry de la mejoría en el tema de los derechos humanos, “para asegurarnos de que [el presidente Barack] Obama no ha roto su palabra de diciembre del 2015 cuando dijo que no visitaría [Cuba] si la situación de los derechos humanos no mejoraba”.

Kerry respondió que Cuba había liberado a 53 presos políticos a lo que Mario Díaz-Balart que muchos de esos liberados había sido vueltos a llevar a la cárcel.

Mario Díaz-Balart citó las más de 8,000 detenciones arbitrarias registradas en 2015.