El presidente de España, Mariano Rayou, «ha congelado» el viaje que tenía previsto hacer a Cuba antes de que Raúl Castro dejara el poder en febrero de 2018, según informa el periódico El Español.


La publicación asegura que la decisión busca no crear otro frente a la jefatura de Estado que ya se encuentra resolviendo la situación en Cataluña.

Mientras que una foto de ambos líderes podría ser una victoria política, la imagen podría también generar una crisis en el Partido Popular, en donde existe una fuerte oposición al castrismo.

Asimismo, el rotativo agrega que las relaciones con La Habana son «inmejorables» y que España tiene voluntad de acompañar a la isla en su «proceso de reformas económicas».