María Vicente, atleta española hija de padre cubano y madre española, sigue sorprendiendo en los marcadores deportivos.


Vicente de tan solo 17 años, obtuvo en Gyor el oro europeo Sub-18 en triple salto, solo dos días después de su récord mundial en su categoría de combinadas (ver noticia aquí). La joven ganó con 13,95 metros, la mejor marca de su vida. Además marcó récord de los campeonatos, mínima para los Europeos absolutos de Berlín y se convirtió en la octava mejor triplista española de siempre.

Con una energía insuperable, Vicente marcó en el primer salto 13,84. En el segundo voló a 13,72 y después aflojó. Pasó en el tercero y firmó nulos en el cuarto y quinto. Ese inicio fulgurante de María dejó tocada a la búlgara Aleksandra Nacheva, que llegaba como líder europea (14,00), pero que respondió en el último vuelo con 13,88. A Vicente le quedaba un intento y cuatro centímetros para el oro. Pero su carácter de ganadora no la defraudó. Tres vuelos y 13,95: la joven saltaba de emoción y alegría.

“Lo que ha hecho María es excepcional, no creo que haya ningún atleta en el mundo que haya ganado un Europeo en combinadas y una prueba fuera de ellas como el triple. El triple lo interpreta muy bien, aunque tenga cosas que mejorar evidentemente. Entra rápido, mantiene muy bien la velocidad, el segundo salto lo pasa, pero el tercero es muy largo. ¿Qué hacemos con ella? Si lo hace todo bien. Sobre todo, lo que tiene es una capacidad competitiva impresionante y ese es un valor importantísimo”, dijo Raúl Chapado, presidente de la Federación Española (RFEA).

Con el puntaje de 13,95, María clasifica para los Europeos absolutos de Berlín, que tiene la mínima fijada en 13,90; pero no se sabe si María asistirá al mismo. Al respecto su entrenador Fernando Martínez dijo “Dejémosla disfrutar de lo que ha logrado y que siga entrenando con tranquilidad para seguir progresando”. Raul Chapado comparte el mismo criterio, para no apresurar a la joven atleta en su entrenamiento.