La periodista cubanoamericana María Elvira Salazar prometió a los cubanos en Cuba ser su voz en el Congreso de los Estados Unidos.


Salazar fue electa al Congreso el pasado día 3 de noviembre tras arrebatarle el puesto a la congresista Donna Shalala.

La nueva congresista electa envió un mensaje al pueblo cubano donde se comprometió a ser la voz de ellos en el Congreso de Estados Unidos.

“Los cubanos en Miami son los primeros aquí, en la otra parte del exilio, que queremos que ustedes tengan los mismos privilegios, y las mismas oportunidades que tenemos nosotros en el Sur de la Florida. Todos somos iguales, todos somos parte del mismo grupo, de la misma comunidad, del mismo medio. Y unos están de un lado y nosotros del otro pero siempre recordándolos y sabiendo que ustedes quieren lo mismo que queremos nosotros. Y nosotros estamos aquí y es nuestro deber pelear porque ustedes lleguen a conquistar la libertad que hace sesenta años nos la quitaron…”, concluyó.

La cubanoamericana aseguró que será una voz no solo para los cubanos, sino también los venezolanos y nicaragüenses que sufren la opresión de regímenes totalitarios, dijo a Radio Televisión Martí en una entrevista.


“Todos los pueblos queremos la misma cosa. Eso de la excepcionalidad cubana, que es que el pueblo cubano quiere vivir bajo el régimen castrista, eso todo es una mentira, estamos en el siglo XXI, todo el mundo quiere lo mismo, vivir en paz, prosperar, comer tres veces al día, criar a sus hijos, tener abundancia, encontrar la felicidad de la mejor manera que puedan. Es suficiente opresión para todos estos pueblos, ya no más, y alguien tiene que decir hasta aquí y si yo puedo ser un soldado de ese ejército, aquí me tienen”, dijo la republicana.

Con la elección de María Elvira, como popularmente la conoce su audiencia, el Distrito 27 gana otra representante con el mismo compromiso de luchar por la libertad de los pueblos oprimidos como hizo por muchos años la cubana Ileana Ros-Lehtinen.

“Me doy cuenta que los ciudadanos del Distrito 27 van a tener una representante en el congreso federal que los conoce, no solamente que conoce el idioma, sino que conoce la cultura y que sabemos que somos ese melting pot (mezcla de culturas) más importante que hay en los Estados Unidos, que es Miami. Aquí vivimos todos juntos y en paz, los centroamericanos, los mexicanos, los cubanos, los negros, los haitianos, los anglos, los jamaiquinos, estamos todos acá. Entonces, yo soy una hija de Miami y por eso me siento muy contenta de poder representar esta cultura y esta comunidad, tan compleja pero también tan rica, en el Congreso federal”, declaró la nueva congresista, nacida en Miami en 1961.